Experiencias únicas: Hisia Safaris y CooperaTour

¡Buenos días!

Buen tiempo, comienzo del veranito y muchísima ilusión por los meses que se avecinan y todos los planes que llevamos tiempo esperando.

El vuelo de mi falda ha querido presentaros dos iniciativas increíbles que estoy segura de que os van a encantar. Realmente son experiencias que se pueden experimentar en cualquier época del año, pero quizá sea el verano un buen momento para planteároslo. Ilusión, esfuerzo, constancia, perseverancia y profesionalidad unidas en dos proyectos que están siendo todo un éxito.

En cuanto descubres Hisia Safaris  y Cooperatour, la curiosidad y el interés se convierten en protagonistas de una historia que estás deseando vivir. El comienzo de un sueño. No dejéis de visitar sus páginas y la forma en que cuidan hasta el último detalle para que cada experiencia sea única e irrepetible.

Acercaos, pasad, tomad asiento y dejad volar vuestra imaginación. Irene Parejo y Brenda Casal os lo cuentan en primera persona.

IMG_2604 (1)

foto B

Hisia safaris 

1. ¿Cuándo y cómo surgió vuestra idea?

Yo voy a añadir otra pregunta más, ¿dónde? Pues fue un caluroso día de septiembre en la carretera que une la reserva de Samburu con el Lago Nakuru, en Kenya, en un 4×4 con las ventanillas abiertas sintiendo ese aire africano que me atrapó desde el primer momento. Jimmy, la otra parte de Hisia Safaris  y que en ese momento era mi guía, me comentaba que necesitaba algún contacto en un país del “primer mundo” para poder llegar a un número mayor de personas a las que mostrar la magia de África. Y a mí, que me encanta viajar y organizar mis viajes y los de mis amigos, me encantó la idea. Fue una de esas ideas que surgen de pronto, pero desde el minuto uno sabes que es lo que siempre habías querido. Así que nos lanzamos y empezamos a preparar para cada viajero su “viaje de las emociones”, que es el significado de “Hisia Safaris” en swahili.

2.Tres recomendaciones que creéis que son importantes a la hora de emprender un proyecto como el vuestro.

  • Diferenciación. Muchas empresas de safaris en el mercado y nosotros no queríamos hacer lo mismo que las demás. No queremos vender viajes, queremos organizar experiencias, provocar sensaciones. Paisajes increíbles, gente maravillosa, biodiversidad y vida salvaje al límite, etnias y tribus indómitas, espectáculos naturales, el ciclo de la vida, paseos junto al río Mara, picnic en la sabana. Autenticidad y exclusividad en las llanuras sin fin, en las que disfrutar del silencio, la calma y quietud de lugares inexplorados y alejados de la mano del hombre, de los que pocos quedan hoy en día. Dormir en parajes recónditos, donde lo primero que vean nuestros ojos al despertar sea una bella jirafa reticulada o un imponente elefante africano. Para llegar a todo ello, siempre nos alejamos de las grandes masas, de senderos trillados y de itinerarios preestablecidos. Ningún viajero es igual a otro y, por tanto, pensamos que cada uno necesita un safari personalizado al 100% que cumpla por completo las expectativas que tienen en mente.
  • Ilusión y confianza. Confiamos plenamente en este proyecto y, en gran parte, eso es lo que hace que funcione. Si tú crees en lo que haces, le vas a transmitir al viajero tus ganas, tu ilusión, tu pasión por África, y esto hace que ellos se empapen de esa magia incluso antes de haber emprendido el viaje.
  • Cuando algo está empezando son muchas las horas que hay que dedicarle, pero si te gusta lo que haces, esas horas se convierten en minutos. Para ser los mejores hay que trabajar, aprender nuevas cosas e inventar cada día. No se trata de poner la máquina a funcionar y sentarse a ver qué pasa. ¡Seguimos disfrutando con nuestro trabajo!

3.¿Qué os ha aportado esta iniciativa durante todo este tiempo?

Al principio hubo mucha gente que me dijo que estaba loca, que cómo iba a organizar algo así con una persona que estaba a miles de kilómetros de distancia, que no iba a salir bien, que me lo pensara… Me lo pensé un poquito, y decidí arriesgar. Y desde entonces Hisia Safaris me ha aportado muchas cosas y debo reconocer que todas buenas y buenísimas.

Me ha permitido conocer gente increíble, de otra cultura, con unas sonrisas que iluminan el día, que te muestran otras formas de ver y entender la vida y que te acogen como a uno más de la familia.

Me ha permitido considerar una parte de África como mi segunda casa, un lugar donde estoy tan cómoda como en mi rinconcito de Cádiz.

Me ha permitido poder colaborar de primera mano con causas que considero importantes y que necesitan de nuestra ayuda.

Pero sobre todo, lo que Hisia Safaris me aporta es una gran satisfacción. Como ya dije, nuestro objetivo no es vender viajes, sino crear experiencias únicas y provocar sensaciones indescriptibles en el viajero. Cuando nuestros viajeros-amigos nos cuentan que con nuestra ayuda han podido cumplir sus sueños, que ha sido el viaje de su vida, que se llevan un trocito de África en el corazón, que nunca hubieran pensado en realizar un viaje como este… Es nuestro mayor premio, la satisfacción de saber que hemos cumplido con nuestro objetivo, saber que hemos hecho aflorar las emociones al límite. Tener las ilusiones de los viajeros en nuestras manos es una gran responsabilidad y sus palabras de agradecimiento son las que nos animan a seguir mejorando día tras día. Somos nosotros los que apreciamos su confianza y que nos permitan hacer este gran viaje con ellos.

Aquel viaje que no ha dejado huella en tu corazón, jamás fue un viaje”. Es una cita que nos encanta y que se identifica plenamente con nuestra filosofía. ¡Asante sana rafikis!

jirafas_reticuladas_samburu_hisiasafaris.com_elefantes_africanos_samburu_hisiasafaris.com_IMG-20140518-WA0022IMG-20141022-WA0004IMG-20150101-WA0007IMG-20141110-WA0036

IMG-20150522-WA0039

Cooperatour 

1.¿Cuándo y cómo surgió vuestra idea?

 Surgió hace unos 9 años, en el año 2006, a raíz de mis experiencias personales de voluntariado en Latinoamérica.

En aquella época era más complicado aventurarse en un viaje de estas características. Era escasa la información disponible sobre este tipo de experiencias, pero a la vez había demanda e interés por parte de la gente.

 2. Tres recomendaciones que creéis que son importantes a la hora de emprender un proyecto como el vuestro.

Perseverancia, transparencia y conocer muy bien los proyectos con los que se trabaja en el mundo.

La perseverancia, porque un proyecto que se emprende nunca es fácil. Requiere dedicación,  dejar de lado la vida personal y,  a veces,  los resultados tardan en llegar.

Superar obstáculos es el único camino para evolucionar y acercarte a tus objetivos. Empezar en solitario es un poco más duro.
Por eso creo que hay que hacerse muy fuerte y no venirse abajo ante las dificultades. Esto es algo que le decimos también a
las personas que participan de un voluntariado, ya que allí donde viajan no todo es bonito ni las cosas funcionan bien, hay muchas dificultades y eso es parte de la experiencia.

También ayuda la transparencia con las personas que se acercan a nuestro proyecto. Somos una entidad sin ánimo de lucro, y hay desconfianza hacia las ONG. Una primera experiencia de voluntariado en un país lejano y desconocido con una ONG

genera miedo y dudas sobre “¿qué me encontraré al llegar allí?, ¿y si es peligroso o resulta que no es lo que yo esperaba?, etc”.

Se trata de países con mala reputación y hay mucha desinformación e ideas preconcebidas acerca de su realidad como
La India o Guatemala. Por eso es importante la transparencia, contar las cosas como son, sin ocultar nada. Hay que informar bien y saber orientar a la gente.

Luego siempre dicen: “Tenía miedo y dudas al principio, pero me alegro mucho de haber vivido esta experiencia”.

Al hilo de lo anterior, hay que conocer los programas de voluntariado. Nosotros hemos viajado a todos los países y proyectos donde enviamos a la gente.

Hemos elegido escrupulosamente cada uno de ellos con criterios de calidad.

Esto nos da mucha seguridad y confianza a la hora de que las personas participen en estos programas, porque sabemos a la perfección cómo funciona y quién está detrás

de cada una de nuestras contrapartes locales en los países. Como en cualquier proyecto que emprendas, tienes que conocer perfectamente “lo que vendes”, sea lo que sea.

3. ¿Qué os ha aportado esta iniciativa durante todo este tiempo?

Creo que con este trabajo recuperamos valores olvidados de nuestra sociedad, como la solidaridad y la empatía. Las experiencias que ofertamos nos alejan del torbellino de nuestra era consumista y hacemos un viaje de vuelta a “lo esencial”. Aprendemos cómo los comportamientos de Occidente perjudican al Sur, estamos en contacto con la sabiduría de otras culturas, y nos implicamos en la lucha contra  situaciones de desigualdad e injusticia.
Muchas personas que han participado nos lo han descrito como una experiencia de profunda transformación interna que les ha hecho despertar y redireccionar su vida hacia fines más respetuosos y solidarios con el planeta.

slider07Erika, voluntaria en Guatemala3IMGP2682 (2)

¿Qué os han parecido? Increíbles, ¿verdad? Estoy deseando que ambas experiencias formen parte de mi historia, ¿y vosotros? ¡No esperemos más! ¡Adelante!

“Somos nuestra memoria, somos ese quimérico museo de formas inconstantes, ese montón de espejos rotos”

Jorge Lui Borges

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s