Salud Archives - El vuelo de mi falda
336
archive,category,category-salud,category-336,cookies-not-set,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-13.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

¡Buenos días! ¡Hoy os voy a hablar de una colaboración muy especial!  ¿Recordáis el post “Encuentro de belleza y bienestar en Madrid”?  Tuve la gran suerte de poder participar en el taller sensorial  organizado por Bliss à Porter en el que disfruté muchísimo y conocí a María Arana,  fundadora y alma mater de la marca. Ahí empezó mi relación con la cosmética hedonista y todos sus beneficios.

¡Buenas tardes! Hoy quiero presentaros un proyecto de calidad, una iniciativa creada con mucho esfuerzo y profesionalidad, y un sueño que se está haciendo realidad gracias al empeño y buen trabajo de su creadora y fundadora,  la Dra. Valentini Konstantinidou. Valentini es de esas personas de conversación grata e inteligente, constante y perseverante, luchadora y risueña; de esas personas a las que es grato tener cerca; de esas personas que aparecen por casualidad y enriquecen. Por todo ello me gustaría acercaros a su escenario y a su backstage.

¡Buenos días! Hoy  El vuelo de mi falda viene con una experiencia repleta de bienestar, relajación, salud, belleza y profesionalidad. Hacía tiempo que quería visitar TACHA y no dudé en acercarme al nuevo centro que han abierto en el Paseo de la Castellana, 60. Seguía su pista en RRSS cuando solo estaban en la c/ Ochandiano, 35 (El Plantío) pero, como todos los proyectos de éxito, este ha ampliado horizontes y  se ha acercado un poquito más al corazón de Madrid. ¡Y cómo  lo ha hecho! ¡Por la puerta grande!  Por  algo se definen como un Oasis de Belleza. ¡Vaya si lo es!

¡Buenos días! ¡Ya están aquí las vacaciones! ¡Momentos para reunirse, para disfrutar del tiempo libre, para hacer esas cosas que nunca podemos…! Hoy El vuelo de mi falda os quiere contar  cómo fue uno de los entrenamientos más divertidos y originales que se han visto últimamente. Siempre que pensamos que no hay ideas nuevas, que todo está inventado, que es imposible ser más original, aparece alguien que, con su creatividad, entusiasmo, valía e iniciativa, hace que aún pensemos  que esto no es así, que se puede innovar y sorprender.

¡Buenos días! ¡Qué ganas tenía de reencontrarme con vosotras después de este paréntesis vacacional! Me habría gustado compartir algunos descubrimientos estivales, pero con tanta actividad ha sido bastante complicado. El vuelo de mi falda ha estado con los ojos bien abiertos para poder contaros muchas cositas. Espero que hayáis desconectado y que hayáis aprovechado vuestro descanso al máximo. Cuesta  volver a empezar, pero… ¡ya podemos comenzar a ilusionarnos con las vacaciones del año que viene! ¡Mucho ánimo y mucha energía!

¡Hola a todas! ¡Un post más para compartir con vosotras! Quiero daros las gracias por vuestros comentarios y por confiar en El vuelo de mi falda. No hay mayor regalo que el tiempo dedicado,  algo que no se recupera. Y hablando de tiempo… Algunas veces necesitaríamos días de 48 horas para hacer todo lo que nos apetece, lo que debemos, lo que nos exigen, o lo que se espera de nosotras ; nos pasa mucho, ¿verdad? Y en estos días de 24 horas que nos parecen de 12, ¿dónde encaja el deporte? , ¿es un deber?, ¿un placer?... depende de cada caso, ¿no? He practicado deporte siempre, pero desde hace seis años ocupa gran parte de mi tiempo libre. Entre cinco y diez horas a la semana. Una necesidad. Nuestro cuerpo lo agradece, y nuestra mente, también. Es uno de los mejores facilitadores para la desconexión.