Moda Archives - Página 2 de 6 - El vuelo de mi falda
62
archive,paged,category,category-moda,category-62,paged-2,category-paged-2,cookies-not-set,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-13.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

¡Buenos días! Hoy quiero compartir una experiencia que me ha encantado. Madrid ofrece millones de posibilidades y,  a veces, es difícil llegar a todo lo que nos gustaría por falta de tiempo y por prioridades,  pero hay opciones que no pueden rechazarse y la invitación a Casa Pandora fue una de ellas. El pasado 9 de junio abrió sus puertas efímeras en la  calle Palma, nº 10, de Madrid, en El Paracaidista, un espacio muy recomendable para celebración de este tipo de eventos por su ubicación y por sus distintos escenarios. Los que seguís el blog en redes sociales  (Facebook, Twitter, Instagram  y Google +),  seguro que habréis visto que también estuve allí el pasado 27 de mayo, en una jornada de lo más productiva promovida por Bayer  y  Con la mujer, en la que tuve la oportunidad de acercarme a Clara Ávila   y a Fátima Martínez , dos grandes profesionales que pisan fuerte, que apuestan por una marca personal de calidad y que creen en sueños digitales.

¡Buenos días! Por fin una nueva entrada sobre personas que apuestan por compartir sus conocimientos en la red. Después de más de dos años escribiendo en El vuelo de mi falda, las satisfacciones han sido muchas, pero si tengo que elegir una de ellas, es la de encontrarme a gente maravillosa por el camino.  Gente que lee tus posts, que te sigue, que espera tus publicaciones. Gente que no te esperas, gente que se convierte en aliada, gente que entiende por qué haces todo esto, lo admira y lo vive con la misma intensidad. Gente que se esfuerza, que sueña, que trabaja con empeño y dedicación con la intención de aportar, sumar y acercarnos a sus experiencias para ayudarnos a elegir. Entre estas personas se encuentran Susana, Aura y Claudia. Cada una con un estilo diferente, con una esencia distinta, pero con un punto en común: su pasión por la moda. Aquí las tenéis.

¡Buenas tardes! El post de hoy viene cargado de recuerdos y nostalgia. Las que hemos disfrutado de una infancia feliz con Barbie sabemos muy bien que, tal y como han querido resaltar a través de la exposición de la que hoy os hablaré, Barbie es mucho más que una muñeca. Es una reivindicación, es moda, es diferencia, es sofisticación, es independencia… Muchos son los que han criticado sus medidas estereotipadas o los que han tachado su imagen de superficial y poco correcta. La crítica destructiva y el análisis llevado al detalle a veces agotan y carecen de utilidad. Por ello, El vuelo de mi falda  se decide por una interpretación positiva de un “juguete” que no es solo tal, sino que ha hecho disfrutar a muchísima gente con su originalidad y con su frescura. Cuando me invitaron a la presentación de la exposición, no pude resistirme.

¡Buenas tardes! A veces vagamos por la red sin pensar demasiado, sin encontrar nada muy original que nos llame la atención, viendo muchas cosas que se repiten una y otra vez. Pero, de repente, ves algo que te gusta y lo sigues, lo buscas, lo esperas… Eso es lo que me ha pasado con Sanla. ¿Recordáis el post “Las 15 mejores tiendas para encontrar vuestra camiseta con mensaje”? Ahí comenzó todo. Ahí descubrí a Laura García Hernández y a Blin Fernández y, desde entonces, mi fidelidad ha sido total.  Siendo asturiana como soy, era fácil ir  a conocerlos en uno de mis frecuentes viajes a la patria querida, así que las navidades pasadas me acerqué sin dudar. Me conocía las prendas de memoria. Prendas que, con mucha frescura y cariño, exponían en Instagram: @sanlaropaymas y en Facebook. Prendas que tienen voz y que utilizan un tono alto, prendas que casi gritan. Prendas que te hablan, que te dicen que luches, que avances, que seas positivo, que no malgastes tu tiempo, que seas feliz y que no te pongas límites. Prendas creadas con mucha dedicación  e ilusión.

¡Buenos días! La entrada de hoy incluye una nueva iniciativa en cuanto al uso compartido de prendas para no aburrirse a la hora de utilizar una y otra vez la misma ropa. Es importante optimizar y sacar el máximo partido a diferentes atuendos y el consumo colaborativo es una de las mejores opciones para ello. Así es THE CLOSET. Situada  su sede en la calle Santa Ana, 8, (Madrid), ha supuesto un nuevo concepto muy poco explotado y conocido en España: la biblioteca de ropa.

¡Buenas tardes! Si hay algo que siempre es un buen plan, es pasarse por 1001 Atmosphera; si además  la visita es por uno de sus Trendy Shots, es más apetecible aún. Así que no lo dudé.  El jueves 20 de octubre me acerqué a este espacio en el que se respira ilusión, emprendimiento y esfuerzo. Ya os había hablado de él en varias ocasiones (1001 Atmosphera y 1001 ideas para decorar tu hogar), pero siempre es motivo de entrada en el blog por las experiencias nuevas que ofrece y por las oportunidades que da a  personas motivadas  y entregadas a su proyecto. Aunque ya han pasado casi tres meses tenía pendiente compartir con vosotros estos tesoros y que no se quedaran en borrador.

¡Buenas tardes y feliz año! Esta falda sigue volando para enseñaros todo lo que va descubriendo, y como los posts sobre tiendas recomendadas son los que más entradas tienen y los más demandados, aquí os  muestro contenido nuevo sobre dos tiendas que visité y que quería compartir con vosotros.

¡Buenos días! ¿Recordáis el post  “Mujeres que cambian el mundo”?  ¿Y las exposiciones de Hubert de Givenchy y de Cristóbal Balenciaga en la entrada “Belleza y alta costura”?  Siempre es un lujo poder disfrutar de exposiciones de este tipo. ¿Creéis que hay relación entre moda y literatura?  Gracias a Glamour Sport Summit me acerqué al centro Conde Duque, centro cultural del Ayuntamiento de Madrid, situado en el casco histórico de la ciudad. Sin saberlo previamente, descubrí la exposición “Trajes para Shakespeare y Cervantes, diálogos entre moda y literatura”, que se celebró en este espacio del 13 al 27 de septiembre. Rápidamente pensé que tenía que compartir en el blog su contenido.